03
Dom, Jul

David Añón: “Me parece que los jugadores somos los únicos culpables de esta situación”

C.F. Talavera

A David Añón le tocaba la patata caliente de ser la voz del vestuario del Club de Fútbol Talavera de la Reina tras consumarse el descenso del equipo a la Segunda RFEF y el gallego, con la tranquilidad que le caracteriza, trató de explicar la situación ante los medios de comunicación y el sentir tanto personal como el de sus compañeros.

“Lo sentimos muchísimo, hablo por mí y por mis compañeros. Es normal que la afición esté muy jodida, que se gire hacia nosotros y pida explicaciones. No conseguimos el objetivo mínimo marcado, pero me parece que dentro de ese vestuario hay grandes profesionales que en todo momento dieron el cien por cien, pero el fútbol tiene estas cosas, creo que todos se pueden ir con la cabeza bien alta”, destacaba el futbolista en sus primeras palabras.

Al gallego le duele el descenso, pero se va con la conciencia tranquila de haber hecho, a su juicio, todo lo que estaba en su mano: “Nos vamos fastidiados por cómo todo acabó pero tranquilos porque se ha dado todo durante todo momento. Sabemos que nos queda esta marca y este debe con la afición que sí que es verdad que nos estuvo apoyando y por este hecho nos resulta tan duro”.

Cierto es que asume su parte en este fracaso deportivo del equipo blanquiazul: “No me gustas las excusas. Me parece que los jugadores somos los únicos culpables de esta situación y obviamente hay cosas durante la temporada que no nos ayudaron, pero me parece que no tenemos que buscar justificaciones. Nos toca apechugar, saber que tenemos un debe con el Talavera”.

“La afición puede pensar que no pero a nosotros nos va la vida en esto. Cuando llegas a un equipo eres parte de él, conseguimos subir al equipo, vimos la ilusión que generaba a la gente. Estamos muy fastidiados, otra cosa es que lo puedas expresar de una manera o de otra. Dentro del vestuario la gente está abatida y pedimos disculpas”, añadía.

Yendo a lo que fue el encuentro, David Añón hacía su particular análisis: “El equipo empieza bien el partido, durante los 20 primeros minutos tenemos varias ocasiones de gol pero te cae un mazazo terrible con el 0-1 en contra. Empieza la segunda parte, te cae el 0-2 y el equipo a partir de ahí, no es que se deje ir pero pierde la concentración y es donde al final acaba en un 0-5 que no representa la intención y la voluntad de los jugadores que estaban en el centro del campo”.  

Por último recordaba que, aunque se consumó el descenso, todavía queda por delante una última jornada en la que toca cumplir: “Hay que seguir con la cabeza alta, ya que nos queda un partido en el que seguimos representando al Talavera y hay que ir a Calahorra y dar una buena imagen”.