03
Lun, Ago

Fran Alcoy: “Lo que no podemos consentir es el gol que encajamos”

C.F. Talavera

Fran Alcoy se mostraba tremendamente molesto en rueda de prensa tras la derrota de su equipo en su visita a un Club Deportivo Don Benito que se llevaba los puntos en un encuentro donde los visitantes no aprovecharon sus ocasiones en el primer acto y lo pagaron con la derrota por 1-0 con un tanto en una dolorosa acción a la contra que partía de un córner para los talaveranos.

“No quiero hablar mucho, porque igual me equivoco. Estoy muy disgustado porque hasta que viene el gol creo que es un partido controlado por el Talavera y en el cual el Don Benito no ha dispuesto de ninguna ocasión de gol mientras que tú has tenido seis o siete ocasiones de gol claras”, indicaba el preparador levantino con sus primeras palabras.

“Hemos tenido el partido controlado, sinceramente. En la primera parte conté cinco ocasiones de gol, dos de ellas de Cristian y en donde el portero Sebas Gil estuvo muy bien. Luego Samu Corral tuvo una de cabeza y hubo varias más. En la segunda parte también hubo dos o tres, por lo que antes del gol encajado hubo seis o siete claras para nosotros”, añadía.

El técnico se lamentaba de la puntería de sus chicos, pero también de esos errores que, jornada sí y jornada también, le penalizan a su equipo: “Esto es fútbol, está claro que puedes fallarlas, pero lo que no podemos consentir es el gol que encajamos. Es un gol que, aprovechando las fechas navideñas, hemos adelantado la cabalgata de reyes”.

“A partir del gol encajado ya sí que es verdad que el equipo se vuelve loco y el Don Benito tiene un par de contras”, señalaba un Fran Alcoy que no paraba de lamentar ese gol de Manu Ramírez: “Del 64’ en adelante el equipo se volvió loco. Tuvimos que cambiar el dibujo y el planteamiento, además la gente que entró no sumó. El gol encajado me parece triste y quiero verlo bien porque me parece cómico, sinceramente”.

“Es una lástima que un partido que tenías totalmente controlado hagas lo mismo que haces todas las semanas, que es regalar de forma cómica un partido que estaba controlado y que debías de haberlo ganado o cuanto menos, no haberlo perdido”, lamentaba el técnico del conjunto cerámico.

“No nos adelantamos, aunque deberíamos haber marcado alguna, pero es que no podemos encajar ese gol, porque es un saque de esquina que tenemos nosotros y acaba montándote un cuatro contra dos. La gente que estaba por ahí al rechace no sé qué estaba pensando. Hablo así porque estoy bastante disgustado. Hay que tener más concentración de la que algunos jugadores tienen”, despedía el preparador en sus declaraciones en rueda de prensa.