05
Lun, Dic

El CF Talavera le perdona la vida al líder en el Municipal ‘El Prado’

C.F. Talavera

Le perdonó la vida el Club de Fútbol Talavera de la Reina al Real Racing Club de Santander, líder de este Grupo I de la Primera RFEF, en un duelo que finalmente acabaría en tablas (1-1) pero en el que los hombres de Víctor Cea quizá iban a merecer mejor suerte ya que terminarían jugando en campo rival y disponiendo de un par de llegadas muy claras que pudieron dejar los tres puntos en casa.

Apostó por hacer un encuentro muy físico el conjunto blanquiazul intentando desde el primer minuto nublar las ideas de su oponente a base de intensidad. Y es que cada vez que los visitantes buscaban a su faro Pablo Torre, el cual acaparó todos los focos tras su reciente fichaje por el Barça, siempre aparecía un jugador local encimando al oponente y haciendo falta si era necesario, dejando ese recadito intimidatorio.

Por su parte en el apartado ofensivo el técnico lo fiaba todo a un Dani Pichín que a lo largo de los 90 minutos se hartaría a tirar desmarques y a convertirse en un quebradero de cabeza para la zaga santanderina. Precisamente de las botas del menudo extremo del conjunto cerámico, esta vez en punta de ataque, nacería una primera llegada que salvó con apuros Parera y una posterior que acabaría en tanto anulado por presunto fuera de juego.

En el otro lado del campo poco a poco Pablo Torre empezó a entrar en juego para el Racing y eso era muy mala noticia para el Talavera. El santanderino tocaba, se movía, se asociaba y se podría decir que de sus botas nacería todo el peligro del actual líder de la competición. En la primera que logró zafarse del férreo marcaje local dio con Camus pero el remate de éste lo blocaba Choco.

La segunda intentona fue peor para los intereses blanquiazules ya que de las botas del propio Pablo Torre nacería la jugada que a la postre supondría el 0-1 y que él mismo se encargaría de culminar dentro del área con un gran testarazo picado ante Edu Sousa después de haber recibido un servicio medido desde la banda. Y la verdad es que poco más se jugaría tras este tanto y con ventaja racinguista nos íbamos al descanso.

En la reanudación le metió una velocidad más al partido el conjunto cerámico, que siguió insistiendo con el puñal de Dani Pichín pero donde además tendría otras armas incorporando las subidas de Góngora desde el costado izquierdo o las acometidas de un Toño Calvo que lo buscó por el derecho y que, cuando se quedó sin batería, le reemplazó un Jordi Martín que también estuvo a buen nivel durante el tiempo que le dio el técnico.

Y faltaba la aparición del hombre gol de las últimas jornadas, un Rodrigo que empezó a aparecer y sobre todo comenzó a explotar una de sus virtudes más características, ese arranque en forma de cambio de ritmo y duro disparo exterior que ya le dio un punto al Talavera la semana pasada y que también le hizo soñar al equipo con sacar los tres puntos ante un Badajoz que, por desgracia, acabaría llevándose el botín de El Prado hace un par de semana.

Lo intentó el brasileño en los primeros minutos de este segundo acto pero su remate se iría alto. A esa acción le llegó la respuesta visitante con un Pablo Torre, omnipresente en las acciones ofensivas de su equipo, que hizo su último servicio con un remate que salió ronzando la escuadra antes de ser reemplazado por el técnico Guillermo Fernández, quien por cierto tiene ascendencia de la Ciudad de la Cerámica.

Anécdotas aparte y ocasiones marradas por uno y otro equipo, el encuentro seguía y cada vez se veía a un Talavera más dominante y más ofensivo en busca de la igualada. Lo buscó con balones colgados al corazón del área a los que Jon Ceberio y Toño Calvo no llegarían por escasos centímetros, ganando en ambos casos el meta la partida. Y al final esa insistencia les acabaría dando sus frutos en el 71’ con un golazo de Rodrigo, otro más. Al brasileño le dejaban espacio para pegar a la bola desde algo más allá de la frontal del área, armaba la pierna y superaba de potente remate a un Parera que poco pudo hacer con ese misil que se coló en su portería.

Llegaba de esta manera el 1-1 y el Talavera no se conformaría con eso, quería más y ese atrevimiento ante un líder cada vez más empequeñecido casi le da sus frutos. Y es que apenas un par de minutos más tarde un desmarque más de Pichín dejaba a éste mano a mano ante el meta pero su disparo se marcharía a escasos centímetros de la meta rival, una verdadera pena.

Buscaba el técnico rival seguir moviendo el banco en busca de revertir la situación pero no lo lograba ante un rival que era más de la idea de que si algo estaba funcionando para qué iba a cambiar piezas. Y con esa idea les llegó otra nueva oportunidad ante el que precisamente había sido su único cambio, un Jordi Martín que lo hizo muy bien por banda derecha y se plantó ante el meta pero tampoco éste pudo batir al arquero del conjunto santanderino.

Se lamentaba la parroquia talaverana y respiraba un Racing que ya pasó por lo peor pero que tampoco se le vio con demasiado fuelle para buscar volver a adelantarse en el marcador. Y así, de esta manera, iba a finiquitarse el encuentro con un 1-1 que deja y no satisfecha a la parroquia local, que vio cómo se sumaba ante el líder y aparecieron algunos brotes verdes de ‘esperanza’ a la par que de la misma manera el Athletic ‘B’ se le escaba dos puntos tras su victoria en Salamanca, una de las sorpresas de la jornada.


FICHA DEL PARTIDO

  • CF Talavera de la Reina: Edu Sousa, Choco, Javi Domínguez, Tomi Bourdal, Góngora, Toño Calvo (Jordi Martín), Vicente, Jon Ceberio, Jordi Ortega, Dani Pichín y Rodrigo (Edmilson).
  • Real Racing Club de Santander: Parera, Unai Medina, Mantilla, Pol Moreno, Satrústegui, Tienza (Yeray), Íñigo, Soko (Arturo), Pablo Torre (Borja Domínguez), Camus (Bustos) y Cedric (Manu Justo).
  • Arbitros: Albert Ávalos Martos (Cataluña). Asistido en bandas por Marc Bondía López y por José Miguel Ganaza Tur. Amonestó a los locales Jon Ceberio y Choco. Por parte visitante vieron la amarilla Soko, Mantilla, Pablo Torre, Íñigo y Tienza.
  • Resultado: 0-1 (min. 37) Pablo Torre y 1-1 (min. 71) Rodrigo.