03
Vie, Dic

El CF Talavera de la Reina se viene abajo en el tramo final y sucumbe ante el Linares Deportivo

C.F. Talavera

Una hora de partido buena y treinta minutos para olvidar. Este es el resumen que bien podría hacer el aficionado del Club de Fútbol Talavera de la Reina tras la disputa del encuentro de este pasado sábado entre los hombres de Víctor Cea y un Linares Deportivo que acabaría llevándose la victoria por un marcador final de 2-4.

Pocos presagiarían un desenlace como tal de una cita que pareció controlar el conjunto cerámico desde primer momento pero que también es verdad que contaría con alguna que otra mala noticia en forma de lesión de Borja Díaz, quien al realizar una entrada para quitarle el balón a un rival se llevaría la peor parte teniendo que ser reemplazado en el campo por Toño Calvo.

Precisamente éste jugador sería más adelante protagonista al sufrir una durísima falta por parte de Castells que el árbitro penalizaría con tarjeta roja para el jugador del conjunto jienense. De esta manera los visitantes jugarían con diez durante prácticamente una hora, algo que, visto lo visto, no se iba a notar mucho.

Cuando parecía que nos encaminábamos al descanso con el 0-0 una buena acción trenzada de los blanquiazules supondría el primero de la tarde. Perales arrancaba con la bola, cedía para un Adighibe que se la devolvía de tacón y se quedaba en el mano a mano el ariete de Enguera ante un Nauzet al que conseguía batir, logrando de esta manera el 1-0.

Arrancaba el segundo acto con el conjunto local tratando de llevar la batuta y buscando el segundo. Pudo lograrlo Perales tras otra combinación con Adighibe como más adelante Doumbia con un testarazo tras acción de estrategia que se iba centrado y Nauzet no tenía problemas para atajar la bola.

De lo que pudo ser el 2-0 al 1-1 a los 60 minutos de juego, momento en el que Dani Perejón recibía dentro del área, recortaba a su par y fusilaba a un Rubén Miño que había reemplazado tras el descanso a su compañero Edu Sousa bajo los palos de la meta talaverana.

Reaccionaron rápido a ese gol encajado los pupilos de Víctor Cea y apenas un par de minutos más tarde de recibir la igualada iban a conseguir recuperar la delantera en el marcador después de que Toño Calvo peinara al corazón del área y allí aparecía Adighibe para acondicionarse la pelota y batir a Nauzet para el 2-1.

Con el marcador nuevamente a su favor parecía que el partido no se le escapaba a un Talavera que llevaba el control de la contienda y que pudo hacer el tercero en un lanzamiento de falta de Jon Ceberio que se iba a ir rozando el larguero. Sin embargo todo se fue al traste para los locales en ese mismo minuto cuando un remate lateral de Rubén parecía tocar en algún jugador blanquiazul y colarse para el 2-2.

A partir de ese momento algo cambió en el chip de un conjunto blanquiazul que quedó ciertamente partido. Parecía buscar el tercero, pues Rodrigo la tuvo en su cabeza pero se le iba desviado, a la par que le costaba correr para atrás y eso es malo.

De hecho Jon Etxaniz se aprovechó y hasta por dos veces de la endeblez defensiva local, primero entrando como cuchillo caliente en mantequilla dentro del área y batiendo a Miño de remate picado para el 2-3 y ya en el tiempo de descuento anotando 2-4 tras romper la cintura a su par y lograr nuevamente anotar frente a Miño, aunque en este caso desde el otro lado del área

Con este 2-4 finiquitaba un encuentro que, pese a los calores reinantes durante toda la jornada en la Ciudad de la Cerámica, dejó frío a más de uno. Lo positivo es que de los errores se aprende y que para eso está la pretemporada, para corregir detalles…