El CF Talavera de la Reina cae eliminado cruelmente de la Copa del Rey

C.F. Talavera
Typography

El destino fue cruel con el Club de Fútbol Talavera de la Reina, muy cruel. Puso todo lo que estaba en su mano e incluso un poquito más, llegando sus jugadores hasta la extenuación después de 120 minutos agotadores y con un público entregado a los de blanco y azul. Pero por desgracia todo eso no sirvió de nada para conseguir el sueño de pasar a esa anhelada cuarta ronda de la Copa del Rey donde ya esperaban los equipos más destacados de nuestro país.

El Fútbol Club Cartagena, que venía con el cartel de un equipo infinitamente superior a los de Talavera de la Reina, no mostró ni un ápice de eso. Es más, estuvo contra las cuerdas en el segundo acto sólo salvado por el desatino de los cerámicos a la hora de materializar las ocasiones y por alguna que otra decisión arbitral que les favoreció.

En el que fue casi su primer tiro a puerta de todo el partido, en el primer minuto de la prórroga se encontró con el gol. Y decimos que ‘se encontró’ porque realmente fue así, ya que un centro desde la esquina izquierda de Jesús Álvaro se le atragantó a Sergio Arenas, quien midió mal en la salida y la bola se alojó en el fondo de las mallas ante la incredulidad de los presentes, quienes no se podían creer lo que estaban viendo.

De nada ya luego sirvió irse a la heroica del gol, porque ya las piernas no respondían, la cabeza incluso menos y sólo el corazón trataba de mantener al equipo con la esperanza de que el gol llegaría. Pudo hacerlo por varias veces, pero hasta el terreno de juego se empeñó en hacerle burlas a los locales. Y si no que se lo digan a Jorge, con todo a su favor en la frontal para anotar y enviándola fuera porque pegó antes que al balón en un trozo de verde despegado en una acción anterior.

Mucho más clara sería la Espinar, el gladiador del CF Talavera de la Reina, un hombre de brega durante 120 minutos y al que la suerte nada le sonrió. Perdonó casi en el primer minuto de encuentro, tuvo una clarísima en el segundo acto mandando fuera un mano a mano, luego fue objeto de un clamoroso penalti por agarrón que se comió el colegiado y también el línea. Para finalizar, en el 120’, con Marcos en el suelo, remató con la testa y la pelota hizo un extraño en el suelo dándole tiempo al meta a levantarse y meter la mano para sacar la bola.

En lo que fue el dominio del encuentro, la mayor parte correspondió a los locales, que arrancaron bien, sin miedo al rival, aunque a los quince minutos cedieron el testigo a un cuadro cartagenero que movía pero que no inquietaba ante una defensa local perfectamente ensamblada y sin fisuras algunas.

Se invirtió la tortilla en el segundo acto, porque los locales le echaron más coraje a la menor calidad en sus botas en comparación con un oponente que hasta por momentos incluso le pareció bien poder llegar a la prórroga. Pero los locales no querían tal fin, lo buscaban especialmente por la derecha, con un Laerte que también tuvo sus destellos, como también Jorge, que le reemplazó bien entrado el segundo acto.

Una fatal lesión de Chato dejaba a los cerámicos en cuadro en la zaga defensiva. El defensa se dolía de un golpe en la rodilla en el 80’ y en el 84’ se volvía a resentir teniendo que dejar su puesto en la zaga a Rober. Algún que otro cambio en el esquema, subiendo y bajando jugadores y la misma intensidad para un partido que se iba a 30 minutos extra.

El desenlace en ese tiempo ya por todos es sabido, no era el día de hacer goles, como no lo está siendo durante toda la temporada, ese mal endémico que, por desgracia, se está traduciendo en eliminación copera y dos puntos en liga de quince posibles cuando la cuenta del ‘haber’ por méritos debería de ser superior en ambas competiciones.

Pese a ello, un diez por los jugadores, que lo dieron todo, se vaciaron sobre el terreno de juego y también un diez a la afición que animó y animó hasta el último rayo de esperanza que nunca llegó y que le hizo llorar con los suyos esta cruel eliminación. De este partido, tan sólo lamentar los altercados del final del encuentro en el túnel de vestuarios y parte del graderío, cosas que no deberían de ocurrir nunca en este deporte y que nunca son justificables aunque el ambiente, en una y otra parte, estuviera muy caldeado.


FICHA DEL PARTIDO

  • Club de Fútbol Talavera de la Reina: Sergio Arenas, Óscar Prats, Villarejo, Mario Gómez, Chato (Rober), Paul Quaye (Jesús García), Melchor, Víctor Andrés, Espinar, Laerte (Jorge) y Christian.
  • Fútbol Club Cartagena: Marcos, Óscar Ramírez, Jesús Álvaro, Moisés, Michel Zabaco, Sergio Jiménez (Hugo Rodriguez), Cordero, Chavero, Aketxe (Moussa), Cristo Martín y Álvaro González (Dani Ábalo).
  • Arbitros: Guillermo Conejero Sánchez (Extremadura). Asistido en bandas por Javier Arévalo Rosado y Juan Gabriel Gómez Navarrete. Amonestó a los locales Paul Quaye y Villarejo. Por parte visitante vieron la amarilla Aketxe, Cordero, Moisés, Chavero, Hugo Rodríguez, Marcos y Cristo.
  • Resultado: 0-1 (min. 91) Jesús Álvaro.