21
Dom, Ene

Fernando Alarza VIII y Rocío Fernández II conquistan la XXXV San Silvestre Talaverana

Atletismo
Typography

La XXXV San Silvestre Talaverana retornó a su podio de 2015 para coronar campeones a Fernando Alarza y a Rocío Fernández, quienes se hicieron respectivamente con su octavo y segundo entorchado en una prueba que, al contrario de ediciones pasadas, se inició con luz de día y acabó también con luz de día.

Que este 31 de diciembre cayera en domingo mucho ha tenido que ver en la elección de optar por la matinal y la verdad es que incluso la climatología acompañó. No hacía mucho frío e incluso algún que otro tímido rayo de sol se dejó ver en esta prueba en la que, como todos siempre, es la última deportiva del año natural.

Un total de 2.500 atletas en categoría Absoluta y en torno a los 650 en Promoción, a los cuales hay que sumar quienes corrieron sin dorsal, serían en elenco de participantes de esta cita talaverana que arrancaría a las 10:30 horas con los más pequeños y con tan sólo cuatro categorías que los aglutinaban a todos.

De un lado estarían los Alevines, quienes tendrían que completar las dos vueltas a la Avenida Juan Carlos I. Primero serían los chicos y luego las chicas, para completar de esta manera un podio de honor que tendría a Ismael Mortaihl (primero), Samuel Serrano (segundo) y Unai Márquez (tercero), por un lado, y a María Carpintero (primera), Candela de Ana (segunda) y Diana Román (tercera), por el otro.

Luego, a las 11:00 horas, llegaba el momento de los más pequeños una categoría Benjamín que aglutinaba desde los tres a los ocho años y donde 500 metros era la distancia, una vuelta al recorrido y en el caso de los más pequeños con ayuda asistida incluida. En el podio de honor femenino estarían Carla Sánchez Chiquito, Rebeca Perea y Blanca Alcón, y en el masculino serían Marcos Gómez, Daniel Camacho y Alejandro Casillas los tres primeros de la general.

Terminaba el aperitivo y comenzaba lo bueno, la categoría Absoluta, la cual se preparaba en la zona de calentamiento a ritmo de batukada para acelerar las pulsaciones de los participantes, los cuales quedaban distribuidos en dos cajones, un primero para los llamados a pelear por cotas mayores y un segundo que agrupaba al resto de los concursantes, muchos de ellos ataviados con disfraces para dar ese color especial a la prueba.

Entre ellos, como siempre, una Escuela de Fútbol Patrocinio que quiso homenajear la cerámica de la tierra y se vistieron de ánfora. Junto a ellos no faltaron los superhéroes del comic y también de los videojuegos, los tradicionales del gorrito de Papá Noel y los caracterizados con los colores de su equipo favorito.

A las 12:00 horas pegaba el pistoletazo de salida y como un rayo salía Fernando Alarza en pos de su octavo entorchado. Velocidad de crucero para el de Talavera de la Reina que ponía el piloto automático y con un ritmo de tres minutos el kilómetro tuvo tiempo en el tramo final de saludar a los de la izquierda, a los de la derecha, darse la vuelta e incluso levantar al cielo la cinta de vencedor.

Enorme un año más el de Talavera de la Reina, quien iba a aventajar en 1:04, según tiempos de la organización, a una dupleta de corredores que entraron casi al alimón. Y es que Diego Daniel Corrochano y Héctor Arévalo pugnaron en la recta de meta por una segunda plaza que cayó de lado del atleta de UDAT, siendo tercero, por su parte, el joven triatleta.

Por su parte la competición femenina tuvo un parecido inicio y desenlace final con Rocío Fernández imprimiendo un fuerte ritmo desde el principio que ninguna de sus rivales consiguió igualar. Eso le permitió dejar el cronómetro en 23:00 a la de Talavera de la Reina para hacerse con su segunda San Silvestre Talaverana.

La segunda de las posiciones en la prueba le correspondería a toda una veterana y todoterreno como es Palmira Amor, la cual llegaba a 1:08 de la campeona y se convertía además en la mejor de las veteranas en concurso. Tercera, por su parte, sería una Marta Sánchez que llegó desfondada a meta después del esfuerzo en la cita.

De aquí en adelante la meta se fue llenando de competidores, algunos satisfechos con sus marcas, otros quizá no tanto y el resto felices y contentos de haber podido despedir este último día del 2017 con un poquito de deporte, que siempre es bueno tenga uno la edad que tenga…