23
Vie, Ago
0 Nuevos artículos

Al FS Talavera Pisciébora se le escapan los puntos ante Moprisala en los últimos segundos

F.S. Talavera
Typography

El Fútbol Sala Talavera Pisciébora arrancó la segunda vuelta de competición con una dolorosa derrota que les llegaba con un gol encajado a tan sólo 19 segundo para la conclusión de la cita y que desnivelaba la balanza en favor del Moprisala, quien de esta manera se llevaba los tres puntos del Polideportivo ‘Primero de Mayo’ de Talavera de la Reina.

El partido comenzaba bien para los chicos entrenados por Sergio Jiménez ‘Pollo’. De hecho serían los cerámicos los que se adelantarían en el marcador. Ese 1-0 llegó a los cuatro minutos de juego con un remate de Chencho que, tras pegar en el poste, se alojaba en la meta contraria.

Sin tiempo a saborear esa ventaja igualaban los capitalinos tras aprovecharse de una falta de contundencia en el despeje de los locales. Sin embargo los cerámicos no se vinieron abajo, es más, se motivaron en busca de volver a tomar la delantera en el marcador, algo que lograrían gracias a los tantos de Chencho y de Alejo.

Con el 3-1 en el marcador el técnico del equipo visitante solicitaba tiempo muerto y la reacción llegaba con el 3-2. Otro golpe del que Talavera saldría airoso y reforzado, ya que Peli, tras una buena presión arriba, ponía el 4-2 en el marcador y luego era Chencho el que volvía a aparecer para el 5-2.

Buen marcador parecía para llegar al tiempo de descanso, pero en otro error de los locales, al jugarse de último Chencho una bola, propiciaba el 5-3 con el que terminarían estos primeros 20 minutos.

Empezó el segundo tiempo y el FS Talavera Pisciébora volvía a pecar de lo que viene haciendo toda la temporada y en los primeros cinco minutos encajaba el 5-4, tras una mala defensa del pivot; el 5-5, en acción de estrategia, y el 5-6, en un tiro escorado con el que un jugador rival batía a Nacho por debajo de las piernas.

No bajaba los brazos el conjunto cerámico, que conseguía empatar por medio de Aaron tras una presión buena y poner el 6-6. Parecía que este podía ser el resultado final, pero Moprisala se la jugó con portero – jugador y encontró su recompensa cuando restaban 19 segundos para el final.