16
Dom, Ene
0 Nuevos artículos

Al Enertel FS Talavera se le escapan los puntos frente a la AD Obispo Perelló

F.S. Talavera

Se le escaparon los puntos al Enertel Fútbol Sala Talavera en la cita que este pasado domingo les medía a la Agrupación Deportiva Obispo Perelló en un encuentro en el que los locales llegaron a dominar dos tantos arriba en el marcador (3-1) y vieron cómo su rival le acababa dando la vuelta para llevarse la victoria del Primero de Mayo.

Los pupilos de Álvaro Fernández protagonizarían un encuentro de más a menos, aunque la verdad es que el primer tanto del encuentro se le resistiría y no llegaría hasta el minuto 14, cuando en acción de pizarra Alberto conseguía enviar la bola a la red.

Antes de irnos al descanso nuevamente golpearían los de Talavera de la Reina a pelota parada y en este caso con Hugo Ballesteros como iniciador de la acción y con Luis culminando para hacer un 2-0 con el que no íbamos al tiempo de descanso.

En la reanudación salió Obispo Perelló con otro semblante. De hecho se vivía más en campo talaveranos que en campo madrileño y tras un par de buenas intervenciones de Aitor era Raúl el que conseguía acercar a su equipo tras batir por debajo de las piernas al meta local.

Logró reestablecerse el equipo local al tanto encajado, en parte después de que los visitantes perdieran por doble amarilla a Álvaro, lo que supuso dos minutos de superioridad que culminaría Luis con un remate que pegó en una de las sujeciones del palo izquierdo, salió rebotado hacia afuera y los árbitros dieron por válido al entender que la bola había rebasado por completo la línea.

El tanto provocó muchas protestas en el banquillo visitante y el técnico Guillermo Pérez sería expulsado por este hecho. Curiosamente esta situación se convirtió en un revulsivo para Obispo Perelló quien no sólo recortaría distancias por medio de Alejandro con un remate al segundo palo, sino que quería más.

Así el partido pasaría al empate en el 33’ tras recoger un rechace Aitor y batir a su tocayo y posteriormente al 3-4 con un remate cruzado de Adrián que se colaba por debajo de las piernas de Aitor.

Trató de reponerse el conjunto de Álvaro Fernández se la pájara que tenía y se encomendó al juego de cinco, pero el equipo no estaba muy claro de ideas en la circulación, aunque Mario Rejón la tendría salvando el meta con el pie. Así se consumiría el tiempo con impotencia para los locales que se vería reflejada en la expulsión de Francesco a escasos segundos para el final.