24
Dom, Oct
0 Nuevos artículos

El Soliss FS Talavera firma un estreno notable batiendo a domicilio al potente Inagroup El Ejido Futsal

F.S. Talavera

Arrancó con buen pie el Soliss Fútbol Sala Talavera en su estreno de temporada, pospuesto una semana por el brote de COVID-19 en el plantel o que obligó a suspender la cita de la primera jornada liguera ante BeSoccer UMA Antequera. Con este lastre de inactividad grupal afrontaban los de Juanma Marrube su comparecencia en cancha de un Inagroup El Ejido Futsal que asustaba por su arrollador inicio de curso y por ser una de las plantillas candidatas al ascenso de categoría.

Con respeto a su oponente pero sin ningún miedo y sin ningún complejo le iba a jugar el equipo de Talavera de la Reina a un conjunto ejidense que, antes de arrancar la cita, rindió homenaje a su mítico capitán Jesús Bustos a la par que vio cómo se reconocía, por parte de la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala, al cierre Josema como el mejor jugador de esta Segunda RFEF Futsal.

Pasados los homenajes los colegiados iban a dar el pistoletazo a una cita en la que el primer aviso lo daría Cristian Rubio, siendo el mismo replicado por Anass tras una buena acción personal en la que fue sorteando obstáculos hasta llegar a los dominios de Jesús Gómez y el chut se le iba un poco desviado.

La igualdad fue la nota predominante en la gran parte de este primer acto buscando ambos técnicos oxigenar sus quintetos con las rotaciones. Entre las mismas cabe destacar el debut del lucense Porto con la camiseta del equipo de la Ciudad de la Cerámica. Acercamientos la verdad es que no habría demasiados claros, siendo reseñable un disparo de Andrés a servicio de Juli Caamaño o un potente remate de Carlitos que se encontró con una buena respuesta de Jesús Gómez.

Solicitó Óscar García Poveda tiempo muerto y sus chicos mejorarían sus prestaciones en el tramo final del primer acto. Pudo desnivelar la contienda Dani Colorado, que se topó con Rafa Luque y con el poste, mientras que el meta de Castro del Río le negaba el tanto a Nacho Gil tras una falta peligrosa en la frontal del área. Con el 0-0 nos íbamos al tiempo de descanso en el Pabellón Municipal de El Ejido.

Inició la segunda mitad con malas noticias para los ejidenses al tenerse que marchar Ramón Vargas del terreno de juego tras lastimarse la rodilla en un lance de juego. Su compañero Dani Colorado seguía a lo suyo buscando con ahínco la meta contraria, pero no precisaría en su remate.

De ahí pasaríamos a la acción que cambió el partido o que más bien lo agitó. De un remate de Cristian Rubio tamponado por la defensa se pasaba a una contra de manual que era culminada por Buitre de potente disparo logrando de esta manera un 0-1 que adelantaba al Soliss FS Talavera, siendo además este tanto el primero de la temporada para los cerámicos.

Ahí el partido se empezó a agitar e Inagroup El Ejido pareció cortocircuitar por momento, lo que a punto estuvo de darles a los pupilos del Mariskal más ventaja en el marcador. Y es que en otra rápida transición entre Juli Caamaño y Andrés la enviaba fuera el de Herrera del Duque cuando estaba en una opción clara de anotar. Poco más tarde era Buitre el que tenía hasta por dos veces opción de firmar un doblete que Jesús Gómez le negaba.

No lo veía nada claro el técnico local, quien con media parte por jugar gastaba su segundo y último tiempo muerto. Y durante unos minutos apretaron los locales, que se estrellaron ante un gran Rafa Luque y ante los palos en un disparo de falta de Josema que rebotaba en sendos postes y terminaba por salirse fuera. No les llegaba el gol a los celestes y optaron por el juego de cinco con Jose Mario en dicho rol.

Los talaveranos debían sobrevivir al juego de cinco en contra y salieron no sólo vivos y coleando, sino incluso matando a su rival. Y es que a dos minutos para el final cazaba una pelota Dani Montes y desde la distancia ponía el 0-2. Un minuto más tarde, más de lo mismo con Rafa Luque, quien recogió, levantó la cabeza y puso la pelota en el fondo de las mallas para sentenciar un encuentro al que le quedaban segundos.

Tiempo le daría al equipo local para maquillar el resultado, algo que lograría Cristian Rubio con un potente disparo que se alojaba entre el palo y el cuerpo de Rafa Luque, que no podía evitar ese 1-3 con el que se cerraría la cita en el Pabellón Municipal de El Ejido.