19
Vie, Ago
0 Nuevos artículos

Rubén Gutiérrez se adjudica la Travesía de Ardales celebrada en tierras malacitanas

Deportes

El pasado sábado se celebró la Travesía ‘Brazadas Solidarias’ de Ardales, una prueba que se disputó en las aguas del Pantano Conde de Guadalhorce, donde se encuentra el famoso paraje natural del Caminito del Rey. Se trataba éste de un evento que contó con una inscripción de casi 250 nadadores para nadar una de las cuatro distancias programadas por la organización.

La prueba estaba organizada por la Asociación Brazadas Solidarias, perteneciente a la Fundación Vicente Ferrer, y tenía un carácter solidario, destinando los fondos recaudados a los colectivos más desfavorecidos de la India. Se habían programado cuatro distancias en formato 2-2; comenzando con dos pruebas de Promoción de las aguas abiertas, una sobre 800 metros y otra 1.500 metros. Ambas tenían su salida programada a las 10:30 de la mañana.

Así, al terminar los últimos nadadores de estas pruebas soporte, se daba la salida conjunta a las dos pruebas competitivas, una sobre 2.500 y otra sobre 5.000 metros. El recorrido era el mismo, una especie de gran ‘L’, recorriendo el pantano a lo largo de sus riberas, con unos puntos de paso marcados por cuatro grandes boyas. En el final del recorrido, los nadadores del 2.5K, giraban a meta, y los del 5K, daban la vuelta en la boya para recorrer una segunda vuelta.

La organización había prohibido el uso del neopreno y de los bañadores específicos de aguas abiertas, solo autorizándose los bañadores tradicionales y los permitidos en la normativa de piscina. La temperatura del agua era bastante buena, algo fresca para bañarse, pero ideal para una prueba de aguas abiertas.

Y el día salió despejado, caluroso, pero con bastante viento, con rachas que superaban los 30Km/h, y que provocaban que los nadadores se enfrentasen tramos con olas en contra, de la tercera a la cuarta boya; y lateralmente al principio desde el giro de la cuarta boya hacia meta, hasta estar protegidos por la orografía del pantano.

La nadadora Paula Ruiz Bravo, que representó a España en la prueba de Aguas Abiertas de los pasados JJOO de Tokio, estaba presente en la prueba, siendo la favorita absoluta. Y nada más darse la salida tomó el mando de la prueba junto a Irene Peinado.

Tras ellas se formó una hilera de nadadores que tras el paso de la primera boya se fue organizando en un grupo de ocho (cinco de la prueba larga y tres de la prueba corta), en el que se encontraba Rubén Gutiérrez. Al final de la 1º vuelta, el grupo se rompía, quedándose los tres primeros, seguidos del talaverano como último representante de la prueba corta.

Así, al pasar la boya, los tres nadadores comenzaban su segunda vuelta, girando el de Talavera de la Reina hacia meta conde llega vencedor absoluto de los casi 70 nadadores de la distancia corta. Rubén Gutiérrez llegaría a meta con un tiempo de 39:04; segundo terminó Alejandro Ariza, con 39:18; y cerró el pódium Samuel Alaminos con 41:01.