02
Jue, Abr
0 Nuevos artículos

Álvaro Bautista se estrena en carrera con un sexto puesto en Australia tras una jornada accidentada

Álvaro Bautista

El circuito de Phillip Island en Australia acoge durante este fin de semana la ronda inaugural del Campeonato Mundial de Superbikes FIM 2020, la acción de hoy comprendía la sesión de clasificación de ‘Superpole’ y la primera carrera. En pista con los pilotos Leon Haslam y Alvaro Bautista, el equipo HRC disfrutaron de una carrera de debut positiva con la CBR1000RR-R Fireblade SP, cruzando la línea quinto y sexto, respectivamente.

Después de una breve sesión de práctica, el equipo estaba listo para la importante sesión de Superpole que se desarrolló en condiciones cálidas y secas. A diez minutos para el final de la sesión, Bautista desafortunadamente se fue al suelo en la curva 9 y como resultado se estrelló contra la grava, sufriendo algunos moretones en el brazo izquierdo. Incapaz de regresar a la pista para las etapas finales, el piloto de Talavera de la Reina clasificó en decimoquinto lugar (1:30.963).

A las 15:00 horas (hora local), iniciaba la carrera inaugural de la temporada 2020 en WorldSBK. Desde la quinta fila de la parrilla, Bautista inmediatamente se puso en un muy buen ritmo, avanzando por la pista de manera impresionante, para avanzar de la posición decimoquinta a octava en la vuelta ocho.

Adelantando otra posición a de mitad de carrera, el talaverano se mantuvo séptimo hasta la vuelta 17 cuando pasó a Sykes para pasar a la sexta posición. Manteniendo un ritmo muy fuerte durante la segunda mitad de la carrera, en línea con el del grupo líder, Bautista cruzó la línea en sexto lugar.

Álvaro Bautista analizaba cómo le había ido en una jornada que estuvo condicionada por su accidente en los entrenamientos cronometrados: “La caída se debió realmente a la falta de agarre y perder ese tiempo en la Superpole significaba comenzar desde atrás la parrilla, lo que, por supuesto, hizo las cosas más difíciles”.

El talaverano tuvo que hacer un sobreesfuerzo que, a la larga, terminaría pagando: “No fue fácil superar a todos esos corredores, algunos de los cuales estaba pasando por la recta. Luego traté de mantener un buen ritmo y pude mantener un ritmo acorde con lo que vimos en la práctica, pero en la segunda mitad de la carrera, mi brazo, que me lesioné en el choque de la mañana, comenzó a molestarme un poco más”.

Pese a ello el de Talavera de la Reina terminaba contento en su primera carrera con la CBR1000RR-R Fireblade SP: “Lo importante es que hemos recopilado muchos más datos que podemos usar en preparación para mañana. Todo teniendo en cuenta que ha sido un día positivo". El equipo HRC volverá a la acción mañana, listo para la carrera Tissot Superpole y la segunda carrera de 22 vueltas de Superbike.