16
Dom, Ene
0 Nuevos artículos

El XXI Día de la Raqueta reunió a más de 200 participantes en una clase multitudinaria

Deportes

Después de tres años de ausencia, con varios aplazamientos y la pandemia del COVID-19 de por medio, había ganas de volver a ver el entorno de la calle San Francisco de Talavera de la Reina convertido en una pista gigante de tenis con motivo del ‘Día de la Raqueta’.

En esta jornada dedicada al mundo de la raqueta y que contaría con la presencia de veteranos y noveles dentro de esta modalidad han participado más de 200 personas, con edades comprendidas entre los 2 a 85 años y que en muchos de los casos se están formando en esta disciplina deportiva.

Todos ellos contarían con la inestimable colaboración de una quincena de monitores que ejercerían como maestros en las distintas pistas ubicadas a lo largo de la céntrica calle talaverano y siempre respetando así los aforos prescritos y de acuerdo con las medidas sanitarias por la pandemia.

Además del Ayuntamiento de Talavera, también ha apoyado este evento la Federación Española de Tenis y precisamente desde el consistorio municipal llegaría una de las anécdotas de este evento, con la alcaldesa Tita García Élez empuñando una de las raquetas y participando en un peloteo con una de las promesas del tenis comarcal, la cebollana Sofía Fernández.

Junto a la regidora talaverana, también han estado presentes el concejal de Deporte en Igualdad, Sergio Gutiérrez; la concejala de Turismo, Artesanía y Comercio y a la misma vez diputada provincial del área de Deportes, María Jesús Pérez; así el responsable de la Escuela de Tenis ‘Ciudad de la Cerámica’, Benedicto Tapetado.

Cabe destacar, según nota de prensa del consistorio municipal que, “desde el equipo de Gobierno se ha vuelto a demostrar la apuesta por exhibir el talento del deporte base en plena calle San Francisco, siendo el único de los eventos de esta naturaleza que permanece en nuestro país”.

El broche de la jornada lo ha puesto la entrega de los premios a la raqueta más pequeña, para Mario de la Rosa, la más grande, para Sergio Álvarez, y la más antigua, para César Antón, con un ejemplar de 1930.