21
Dom, Ene
18 Nuevos artículos

La Vuelta se presenta con la etapa de Talavera de la Reina para el 2 de septiembre

Ciclismo
Typography

Unipublic dio a conocer este sábado, 13 de enero, el recorrido oficial de La Vuelta 2018, que se disputará entre el 25 de agosto y el 16 de septiembre. La ronda española arrancará desde el Centre Pompidou, en Málaga.

El prólogo inaugural será una contrarreloj individual de 8 kilómetros, con los que se dibujará un primer esbozo de una Vuelta con mucho tinte andaluz en su primera semana. Después de Málaga, el pelotón viajará a Granada, Almería y Jaén, con un paso intermedio por Murcia, antes de subir rumbo al Norte.

Castilla-La Mancha contará con una llegada (Almadén) y una salida (Talavera de la Reina). En el caso de la etapa talaverana será la del domingo 2 de septiembre y supondrá la primera de montaña de la ronda, con final en La Covatilla y 195 kilómetros por delante.

La etapa saldrá de la Ciudad de la Cerámica (lugar todavía por determinar) con dirección a tierras abulenses pasando por Montesclaros, teniendo varios obstáculos montañosos por el camino como Puerto del Pico (primer categoría), Peña Negra (segunda categoría) y La Covatilla (especial y meta).

Castilla y León, Galicia, Asturias, Cantabria –que albergará una segunda contrarreloj individual de 33 km-, País Vasco, Aragón y Cataluña, serán las próximas paradas antes de encarar los últimos compases de la edición, con un durísimo final en dos de las cimas más exigentes del Principado de Andorra (el Coll de La Rabassa y el de La Gallina).

El recorrido terminará en Madrid capital, con salida desde Alcorcón y meta en la Plaza de Cibeles, pasando antes por el Paseo del Prado, cuyo museo celebra este año su segundo centenario.

Las novedades se combinarán con algunos ‘clásicos'. El tríptico asturleonés formado por La Camperona, Les Praeres de Nava y los Lagos de Covadonga, medirá las fuerzas de los aspirantes a ‘La Roja' con tres finales en alto consecutivos. Un trío con dos viejos conocidos y un recién llegado que marcarán un punto de inflexión en La Vuelta 2018: una combinación de tradición y modernidad, en todos sus aspectos.