20
Mié, Ene

El Juvenil Provincial del Soliss FS Talavera remonta al CD Los Navalmorales en los últimos trece segundos

F.S. Talavera

Un final de auténtica locura fue el que se vivió en la matinal del pasado sábado en el Polideportivo ‘Primero de Mayo’ de Talavera de la Reina, en el estreno del Juvenil Provincial como local y que seguramente será un partido para el recuerdo ya que los canteranos del Soliss Fútbol Sala Talavera perdían por 3-4 a falta de 13 segundos para el final y terminaron venciendo por 5-4 con tanto en el último segundo.

No fue un partido bueno de los chicos de Álvaro Fernández, los cuales estuvieron bastante irregulares y eso les acabó costando padecer esta el final frente a un Club Deportivo Los Navalmorales que vino con lo justo (sólo siete jugadores), que supo hacer bien su trabajo y pudo perfectamente llevarse la victoria, haciéndose por momentos merecedor de la misma.

Y es que los talaveranos, pese a dominar, se encontraban bastante intermitentes, con mala toma de decisión en los metros finales, en parte porque muchos de los jugadores estrenan categoría y otros tantos todavía están en edad Cadete. A eso hay que añadirle esta atípica temporada en la que el pico de forma no está ni mucho menos cerca y darle mérito a un rival que se apoyaba en su meta Bazán.

Ocasiones en esta primera mitad hubo pocas, como también goles. Y es que sólo hubo un único tanto en este acto inicial, que fue de los locales y que tendría como autor a Zion, que fue el protagonista del encuentro merced a su ‘hat trick’. El pívot del conjunto cerámico desviaba a la red desde el segundo palo un disparo de Hugo que parecía que se iba por línea de fondo y el 1-0 subía al marcador.

La segunda mitad tuvo relevo en la portería talaverana. Un sobrio Aitor, que había despachado todo el trabajo con enorme eficacia, dejaba su puesto a un Gonzalo que a las primeras de cambio tuvo que recoger la pelota del fondo de las mallas. José Luis disparaba cruzado y superaba en su remate al meta.

Pero se repuso Talavera bien pronto con una acción en dos pasos: saque en largo de Gonzalo y testarazo de Luis para adelantarse a Bazán en su salida y subir el 2-1. Parecía que era el momento de los locales para romper el partido, de hecho llegadas hubo y además claras como el chut de Luis que se iba al poste, la vaselina de Hugo o el mano a mano de Zion con el meta.

No llegó el gol y el conjunto navalmoraleño que no perdonó cuando la tuvo. Avisó primero José Luis con un remate que sacó Gonzalo a córner y en la siguiente era el propio José Luis el que volvía a proponer y Adrián, en su intento de despejar el potente remate, se la introdujo en el fondo de las mallas. Llegaba el 2-2 y tocaba volver a empezar.

Otra llamada de atención y otra vez que los de Álvaro Fernández reaccionaron rápido, ya que tras saque de centro Luis se iba por banda y servía al segundo palo para que Zion anotase el 3-2 y el segundo de su cuenta particular.

Con el marcador a favor se dejaron llevar de nuevo los locales, que desperdiciaron un tres para uno y luego concedieron al rival una acción similar, por suerte también marrada por el rival. No le gustaba al técnico del conjunto cerámico lo que estaba viendo y optó por gastar su tiempo muerto con seis minutos por jugarse.

Pero la verdad es que poco cambió puesto que en ese mismo minuto Kike ponía un potente remate desde la frontal en la mismísima escuadra. Era el 3-3 de un partido que por entonces ya estaba descontrolado, tanto que Zion por dos veces se encontró con el poste como que José Luis, en otro duro disparo, le colaba la pelota a Gonzalo.

Último minuto y las alarmas que se encendían, de hecho el partido parecía perdido hasta que a 13 segundos para el final Zion cogía la bola en media pista, regateaba a todos los que salían a su paso y fusilaba a Bazán de potente remate para subir el 4-4.

Doce segundos y con eso no se conformaban los locales, que la iban a tener y la iban a acertar. Una pérdida visitante y una salida a la contra que acababa en balón para Gabri y definición de remate cruzado cuando restaban sólo un único segundo para que sonara la bocina. Victoria por 5-4 para el Juvenil Provincial que esta vez y mejor que nunca, se salvó por la campana.